“Muchas gracias por el doble honor y por la confianza”

Director de fotografía, Inti Briones, recibirá homenaje y formará parte del jurado de la competencia de largometraje de ficción internacional en FICVIÑA

Publicado el Domingo 30 de Julio de 2017
5.195

Inti Briones es de aquellas personas que, a través del cine, cultiva pasión por lo que hace, desarrolla una forma de vida y saca la mejor pericia de sus producciones como director, guionista, montajista, director de fotografía y productor asociado, acumulando experiencia desde temprana edad cuando comenzó a rodar con grandes cineastas como Raúl Ruíz, Gonzalo Justiniano, Ignacio Agüero, entre otros.

La organización de FICVIÑA 2017, junto a la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, rendirá un homenaje al cineasta por su destacada participación como director de fotografía en su extensa trayectoria lograda en el país y a nivel internacional. En la presente versión, formará parte del jurado de la competencia de Largometraje de ficción. Mientras desarrollaba trabajo de rodaje, tuvo tiempo para relatarnos sus impresiones sobre el festival y el homenaje.

¿Qué significa para Inti Briones el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar?

Para hablar de lo que significa el festival de Cine de Viña del Mar quisiera recordar la importancia de su historia, sin duda nuestra historia: ¿y qué es el cine, sino más bien contar historias?  o lo que es algo parecido, negarse a contarlas, sea como sea una disposición política, no de partidos, sino más bien de polis, entendiéndose la forma en que organizamos nuestro modo de vida.
El cine, entonces, nos invita a algo así como una declaración de amor o de principios y el festival de cine es el mejor campo de cultivo para intercambiar y compartir, por lo tanto, dialogar sin dogmas, abriendo nuestro espíritu creativo a nuevos puntos de vista.

De cualquier modo, el lugar de donde podemos dar cuenta de nuestra vida política, por lo tanto, de nuestra existencia común. ¿Me pregunto si no será eso lo que movilizó, por ahí por el año 1962, la creación del cine club de Viña del Mar? Que luego por ahí, por el año 1967, llevó al doctor Aldo Francia y su generación a crear el primer encuentro de cine latinoamericano. Sin duda nuestro doctor estaba preocupado de nuestra salud en el amplio concepto de la palabra.

En 1992 se estrenaba en Chile, en el marco del festival de cine de Viña del Mar, “La Frontera” de Ricardo Larraín, fotografiada por el maestro sensei Héctor Ríos, quien nos heredaba su oficio, en un curso de extensión de la Universidad Católica.

Fue él que hizo gestiones junto con Magis, para darnos la oportunidad de asistir al festival, en el que disfruté con mis 21 años, enormemente, pero en el que entendí también que Chile hacía grandes esfuerzos por recuperarse de muchos años de dictadura militar.

Fue en ese festival en el que conocí a grandes amigos con los que compartí la pasión por el cine y grandes aventuras a lo largo de muchos años y donde pude también conocer el trabajo de otras generaciones de lo que podríamos llamar hoy el renacimiento de un cine que ya no se le podía poner etiquetas; ya no se le podía llamar chileno, latinoamericano, o lo que sea, porque ahora nuestro lenguaje era universal y daba sus primeros pasos para hablar con el mundo y sobre el mundo, en toda su diversidad.

¿Cómo fue tu reacción cuando la organización del Festival te comunicó que será Homenajeado?

De desconcierto total….

¿Cómo te visualizas dentro de 10 años más en el mundo de la realización y viajes?

En 10 años más, sinceramente ni idea. Estoy aprendiendo a disfrutar y agradecer el presente, me parece que esa es la única posibilidad de encontrar un balance entre el futuro y el pasado. Me gustaría hacerme responsable de cada paso hoy mismo, entendiendo que cada huella trae consigo su consecuencias y casualidades.

Programación FICVIÑA 2017